El poder de la sonrisa

La Fraternidad Blanca Universal de Canadá ha elaborado la siguiente recopilación de pensamientos sobre la sonrisa para su boletín del 31 de agosto de 2018. Gracias.

   

El poder de la sonrisa

¿Habéis experimentado ya el poder de la sonrisa? Sentís una decepción, os encontráis con una dificultad, un disgusto, alguien os ha insultado, etc. En lugar de dejaros llevar por la irritación o el desánimo, intentad utilizar el método de la sonrisa. Diréis: «¿El método de la sonrisa? ¿Qué es eso? ¿Sonreír a los demás?» No, no necesariamente. Incluso si estáis solos, intentad sonreír, así tal cual, para mostraros que estáis por encima de todos los pequeños inconvenientes de la vida. Pensad que en lo más profundo de vosotros, sois invulnerable, inmortal, eterno, y al pasar ante un espejo, daos una sonrisa... Al principio quizás sea un poco torcida, ¡pero qué importa...! será el inicio de algo. Desde el momento en que decidís adoptar una buena disposición situándoos a cierta distancia de los acontecimientos, conseguiréis más fácilmente superar vuestras contrariedades.

Pensamiento del 19 de julio de 2014

  

Cuando os despertáis por la mañana, pensad en sonreír al mundo entero, saludad a toda la creación: «Buenos días, buenos días, buenos días...» Veréis como, a lo largo de todo el día, incluso si estáis solos, no sentiréis soledad, pues de todos sitios os llegarán ecos: « Buenos días, buenos días, buenos días… »  Los humanos no saben retomar cada mañana el contacto con el mundo: salen de su casa completamente encogidos interiormente, ven y oyen a los demás au paso, pero no los miran, no los escuchan. Con mayor razón, no piensan que el mundo entero está poblado de criaturas que merecen, al menos, que se les envíe un pensamiento amistoso, que se les deseen cosas buenas: la luz, la paz, la alegría... ¿Tan difícil es abrirse, sonreír, dar el primer paso? Esperamos que sean los demás los que lo hagan, y mientras tanto nos lamentamos porque estamos solos. Así pues, comenzad desde hoy mismo a cambiar de actitud y ya no os sentiréis nunca solos.

Pensamiento del 22 de enero de 2006

 

Lo que debe expresar la sonrisa

La sonrisa ya es un saludo, una muestra de gratitud que cada cual dirige a las personas que encuentra antes incluso de hacerlo con la palabra. También es importante prestar atención a lo que se expresa con una sonrisa. Claro está, no se trata de fabricarse una sonrisa artificial estudiándose ante un espejo. Es necesario que esta sonrisa, que debe expresar la simpatía, la comprensión, la amistad, venga naturalmente de dentro. Si sois capaces de descender a las profundidades de vuestro ser para buscar ahí el silencio y la luz, los escultores que se encuentran en vosotros siempre sabrán qué nervios, qué músculos deben tensar o destensar. Podéis confiar en ellos. Querer fabricaros vosotros mismos una sonrisa conlleva el riesgo de deformaros, más que otra cosa. Trabajad por tanto con el amor, la esperanza y la fe, y abandonaos a la inspiración de vuestros escultores interiores. 

Pensamiento del 2 de agosto de 2016

 

 


 La Sonrisa de Dios - la mayor de las recompensas

Es extraordinario ver cómo una sonrisa puede transformar rostros inexpresivos o incluso ingratos. Porque una buena sonrisa va acompañada de una buena mirada; esta mirada llena de amor, de bondad, propaga una luz tal que los rasgos de la cara parecen fundirse en ella: sólo se ve esta luz. Además, ¡qué alegría, qué consuelo puedo aportarnos esta sonrisa! Es como un regalo inesperado. ¡Y la sonrisa del sol cuando emerge de las nubes para envolvernos con su luz!... Pero la más bello, la más deseado, la sonrisa a la que toda nuestra alma aspira, es la que Dios nos concede después de los sufrimientos a los que habíamos creído no poder sobrevivir. Desde el momento en que esta sonrisa aparece, la oscuridad, la angustia, el miedo, las imágenes amenazadoras se borran, todo se ilumina y se armoniza. Esta sonrisa vale más que todas las riquezas y todas las demás alegrías de la Tierra. Ninguna violencia puede conquistarla, sino únicamente el amor, la esperanza y la fe. A menudo hay que esperar mucho tiempo para merecer una sonrisa tal, es la mayor de las recompensas.

Pensamiento del 28 de abril de 2015